Consultoría en Empresa Familiar en México por Aurum Consulting Group

EL BUEN MANEJO DE LA EMPRESA FAMILIAR

El buen manejo de la Empresa Familiar es el tema que trataremos el día de hoy.

Nos enfocaremos en las recomendaciones para lograr una organización eficiente, rentable y sustentable a lo largo del tiempo.

El buen manejo de la empresa familiar exitosa.
El buen manejo de la empresa familiar.

Es un hecho, que nuestra economía está integrada mayormente por empresas familiares, es decir, dentro de ellas, trabajan empleados que son parientes de los jefes, directivos o de los dueños, y en algunos casos, todas las anteriores.

FAMILIARES AL INICIO DEL NEGOCIO

En la gran mayoría de los casos, al iniciar un negocio, el dueño piensa en contratar a familiares que le ayuden a echarlo a volar.

La principal razón de hacerlo es que se cree que, por ser parientes, el sentido de responsabilidad por el trabajo es mayor que el de un empleado regular, esperando se pongan la camiseta y que realmente cooperen para lograr que la empresa tenga éxito.

Esta decisión es perfectamente entendible, ya que muchas veces al empezar un negocio no se cuenta con capital suficiente para pagar salarios competitivos y de forma regular, y se buscan personas de confianza que tomen la empresa como suya y ayuden a llevarla adelante.

Por lo que, el contratar a familiares en esta etapa de la empresa es una opción casi necesaria para poder sobrevivir a los primeros meses de operación.

EMPLEADOS FAMILIARES VS EMPLEADOS NO FAMILIARES EN EL BUEN MANEJO DE LA EMPRESA

Sin embargo, conforme la empresa va creciendo y contratando más personal no familiar, el beneficio de tener familiares en la empresa va decreciendo.

Esto debido a que, cuando no se tienen claras las reglas, los empleados que no son familiares perciben que no hay equidad en:

  • el trato,
  • la disciplina,
  • la exigencia de resultados
  • y algunas veces hasta en los salarios.

Por lo anterior, los empleados creen que en la empresa no hay futuro para crecer, porque los puestos altos están reservados únicamente para los familiares.

Esta situación, en muchos casos, hace que los empleados competitivos decidan buscar mejores oportunidades de crecimiento en otras empresas, creando tres efectos delicados:

EFECTOS DELICADOS

  1. Al renunciar los empleados más competitivos, los que quedan son los que no dan el rendimiento necesario, bajando la eficiencia en operación, rentabilidad y servicio al cliente. Afectando con esto negativamente los resultados de la empresa y poniendo en riesgo su futuro.
  1. Al no poder retener a los empleados competitivos, los jefes actuales tienen que trabajar mucho más para suplir las deficiencias de los empleados que se quedan. Esto provoca en ellos un desgaste tal que, tarde o temprano, se reflejará en agotamiento y baja de rendimiento.
  1. Como tercer efecto, se provoca una peligrosa debilidad en la empresa al crear una alta dependencia hacia estos jefes que son ¨los que saben¨, llevando al dueño o gerente, a tolerar comportamientos y resultados negativos, con tal de que estos jefes no se vayan de la empresa. Esto aumenta la espiral negativa de rotación y bajos resultados, que ponen en riesgo a toda la empresa.

REFLEXIÓN

Para evitar esto, el dueño de la empresa debe estar muy consciente de la necesidad de implementar un método de trabajo, que establezca de manera clara:

  • las responsabilidades,
  • horarios,
  • sueldos,
  • prestaciones,
  • oportunidades de crecimiento,
  • y sobre todo, que garantice el trato justo y equitativo a todos los empleados

Lo anterior independientemente de si son familiares o no, con la finalidad de garantizar el principio universal de justicia de “a trabajo igual, salario igual”, y exista la certeza de un trato igualitario para todos.

No obstante, si se trata de un familiar o no, el desempeño se medirá de manera uniforme y justa, permitiendo asegurar la igualdad de oportunidades a todos los empleados, creando las condiciones para aumentar la retención de talento en la empresa, que tanto necesitamos hoy en día.

Si la empresa familiar no evoluciona implantando sistemas de trabajo que permitan su institucionalización, y no desarrolla la capacidad de retener a los empleados valiosos, aumenta el riesgo de ser una más de las compañías que inician, crecen y posteriormente mueren de manera repentina en periodos de menos de diez años.

CONCLUSIÓN

El tomar en cuenta estos factores evita problemas que genera la familia dentro de la empresa, además ayuda en la preparación gradual de los hijos y familiares, para que entren al relevo de manera eficiente.

Con esto lograremos:

  • la continuidad del negocio
  • lograr la transición de una generación a otra sin fallecer en el intento.

A pesar de que estadísticamente son muy pocas las empresas familiares en el mundo que sobreviven a lo largo del tiempo, la buena noticia es que existen muchas herramientas y metodologías que permiten lograrlo exitosamente, temas que profundizaremos en otro episodio que podrás ver y escuchar, por nuestro canal de YouTube o en Spotify.

Búscanos en Facebook La empresa familiar eficiente

Si te interesa que hablemos de temas específicos del buen manejo de la empresa familiar tales como:

o tienes dudas sobre este u otros temas relacionados con tu negocio, te invito a que nos contactes en Aurum Consulting Group a nuestro sitio web www.aurumcg.com

Mi nombre es José Ernesto López Ceniceros que tengas un ¡excelente día!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.